Blog del estudio JA Interiors

¿Qué opciones de puertas tenemos para nuestro hogar?

¿Qué opciones de puertas tenemos para nuestro hogar?

En los últimos años las puertas lacadas blancas han copado la mayoría del mercado, pero hay muchas más opciones que os mostramos todo seguido.

Podemos clasificar las puertas según cómo se abren y según el material en que están hechas. Mezclando estas dos opciones, vamos a encontrar una enorme cantidad de acabados. La única limitación va a ser tu bolsillo 😉

 

Puertas según abertura

Abatibles

Estas puertas son las más habituales. Pueden ser lisas o con molduras, y pueden ir con tapetas laterales o con bisagras invisibles. Este segundo tipo es el más recomendado cuando la puerta se encuentra en una pared panelada.

 

Correderas

Es el segundo tipo más habitual de puertas. Pueden ser con la guía oculta entre paredes o exterior, ya sea de techo o de suelo (menos habitual). Las puertas correderas son prácticas cuando o queremos que el recorrido de abertura no moleste.

 

Plegables

Estas tipo es perfecto cuando queremos espacios separados con opción a dejarlos totalmente unidos. Es importante que elijamos unos buenos materiales para que no se estropeen y para que no parezcan puertas de baja calidad.

 

 

Puertas según material

De fibras compactadas

Estas puertas suelen ser el material base para ir posteriormente lacadas. Las más habituales son las lisas, aunque también las hay con molduras y con franjas. El color más visto es el blanco, aunque podemos encargarlas para que sean pintadas de cualquier color.

 

 

De madera

La madera natural da un aspecto de calidez y calidad a nuestro hogar. Admiten todo tipo de instalación, y con barnices podemos darle el aspecto que más os guste. No vamos a negar que es un acabado caro, pero aporta sensaciones geniales a nuestro hogar. Podemos elegir estilos más modernos o más rústicos. Dependerá del color final de la madera y de si son lisas o con molduras.

 

Lacadas

Hemos hablado de ellas antes. Suelen ser puertas con una pase de fibras de madera a las que se le aplica pintura posteriormente. También pueden ser de madera, pero no es habitual usar a posta madera natural para luego cubrirla. Con este acabado, podemos elegir el color que queramos para nuestras puertas.

 

 

De metal

Este tipo de cerramiento se ha puesto de moda en los últimos años. Son puertas robustas que a la vez permiten ver que hay en el otro lado. Las puertas tipo cuarterones se pueden combinar con elementos opacos, translúcidos y transparentes. Su instalación también puede ser abatible, corredera o plegable.

 

 

Con cuarterones

No solo las puertas metálicas pueden ser vidrieras. Las puertas de madera o de fibras también admiten poner cristal. De esta forma podemos mantener la estética del resto de carpinterías interiores de la casa y favorecer la intercomunicación de los diferentes espacios.

 

 

De cristal

Para los que quieran espacios totalmente diáfanos están las puertas totalmente de cristal. Pueden ser más típicas de oficinas, pero también se encuentran sobretodo en cocinas que dan a comedor o salón. Al ser de cristal, la luz llega a más rincones de nuestro hogar, que a la vez parece más grande, y facilita la relación entre personas al no sentirse en espacios cerrados.

 

 

Otros tipos

Podemos desatar nuestro lado artístico y hacer unas puertas especiales. Desde reutilizar unas puertas antiguas que hayamos encontrado en la calle, a decidir «tunearlas» con Chalk Paint. Menos comunes son las separaciones tipos persiana mallorquina en el interior, pero dependiendo de la ubicación y estilo de la vivienda, pueden darle un toque de lo más especial.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *