Blog del estudio JA Interiors

Suelos vinílicos, virtudes e inconvenientes de estos pavimentos

Suelos vinílicos, virtudes e inconvenientes de estos pavimentos

Descubre por qué los suelos vinílicos se ponen cada vez más y nuestra opinión final al respecto

El suelo vinílico es un pavimento que ha cobrado protagonismo los últimos años. Es muy útil cuando queremos hacer una reforma sin mucho lío en una cocina o un baño y no queremos cambiar los azulejos del suelo. Además, al ser material impermeable en su totalidad, es un material que no sufre con la humedad.

Su uso por eso se ha ido extendiendo al resto de la casa, por su fácil colocación y al inicio por su precio reducido. Hoy en día es un material que ha mejorado mucho en su aspecto y es capaç de imitar parquets, piedras y cementos. Eso hace que su precio también se haya elevado llegando a equipararlo a los elementos que pretende imitar.

 

¿Qué es un suelo vinílico?

Es un suelo plástico hecho de PVC. Suele tener tres capas: la base, la capa decorativa y una capa protectora de alto rendimiento. Puede ser rígido o flexible, dependiendo de su grosor, y pondremos uno u otro según el tipo de reforma que hagamos.

 

 

SUELOS VINÍLICOS FLEXIBLES

Suelen ser los más básicos y económicos. Podemos encontrar suelos vinílicos con dos tipos de instalación diferentes: encolados y de sistema clic.

El vinilo encolado suele venir en rollos y es perfecto para grandes superficies en los que no deberemos realizar casi ningún corte. Vamos a necesitar un suelo bien nivelado y sin hundimientos, pues los notaremos después al caminar.

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *