Blog del estudio JA Interiors

Humedad por condensación. Cómo evitarla

Humedad por condensación. Cómo evitarla

La humedad por condensación es muy habitual en invierno. Te explicamos por qué es importante que no haya y cómo evitarla

En casa deberíamos tener una humedad relativa que ronde entre el 40% y el 60%. Cuando la humedad roza el 80%, el agua en el ambiente empieza a acumularse en aquellos sitios más fríos de la habitación, y eso ayuda la proliferación de hongos. Es habitual ver puntitos negros en las esquinas que dan a la fachada o alrededor de una ventana. Esos puntitos negros son hongos, y en exceso, no son nada buenos para nuestra salud. Os explicamos varias formas de eliminar la humedad por condensación de nuestras casas.

 

 

Ventilación continua

En una casa perfecta hay una ventilación continuada muy leve, que ayuda a eliminar la humedad del ambiente sin que nos demos cuenta de corrientes o aumento del frío. Eso se consigue con unas ventanas con unas rejas especiales, o con sistemas más complejos de ventilación con intercambiador de calor (El aire que sale y entra se cruza por unos tubos, de forma que el aire que entra coge el calor del aire que sale). Aunque esto sería lo perfecto, es lo más difícil de conseguir.

 

Ventila unos 10 minutos cada día

Aunque sea invierno ventilar es muy importante. A veces con 10 minutos hay suficiente para que el aire exterior absorba la humedad que se ha ido acumulando durante la noche en la habitación, o durante la ducha que nos hemos dado. Pero hay veces que no es suficiente, de forma que deberemos ventilar más rato, o ayudarnos de algún elemento complementario.

 

 

Pon un deshumidificador

Hay máquinas que a través de un sistema de absorción de aire, quitan la humedad del mismo y van acumulando el agua en un depósito. El depósito hay que irlo vaciando regularmente.

 

 

Cambia las ventanas de casa

La humedad por condensación se da cuando hay un cambio de temperatura muy brusco. Este efecto es muy habitual cuando tenemos cristales de un solo vidrio. Así pues puede ser interesante valorar poner ventanas con rotura de puente térmico que pueden hacer que el cristal exterior y el interior estén hasta a 15º de diferencia, evitando así la condensación en las ventanas.

 

 

Pinta con pinturas naturales

Las pinturas naturales dejan transpirar al yeso que hay debajo y eso ayuda a que absorban parte de la humedad que hay en el ambiente, en vez de dejarlo en la capa superficial para que se acumule.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *