Blog del estudio JA Interiors

El despacho perfecto: ideas fáciles de llevar a cabo

El despacho perfecto: ideas fáciles de llevar a cabo

Qué debe tener un despacho para que le podamos sacar el mayor provecho y podamos trabajar cómodamente en él

 

 

Buena iluminación

La luz artificial nos va a ser vital cuando el sol se vaya. Hay que tener en cuenta qué espacios del despacho van a necesitar más luz que otros, como la mesa, la librería o la zona de lectura. Podemos tener una iluminación general apoyada por iluminaciones puntuales allí dónde nos interese.

Almacenaje

El orden es de lo más importante en un despacho, así que vamos a necesitar espacio de almacenaje suficiente para que nuestras cosas no caigan en el más horrible de los caos. Estanterías, librerías, cajones, cajas… Todo aquello que creamos necesario para poder organizar y mantenerlo todo ordenado.

 

 

Espacio suficiente para lo que tengamos que hacer

No es lo mismo trabajar con un portátil que con una máquina de coser, con lienzos o con madera. Hay que asegurarnos que tenemos un espacio adecuado para hacer lo que tengamos que hacer. Así conseguiremos mejor rendimiento, más orden, espacio para utensilios, espacio de trabajo acorde con el trabajo…

 

 

Una buena organización

A veces para trabajar no solo hay que que ordenar papeles. A veces el material que necesitamos para nuestro trabajo es de lo más variado. Utensilios de escritura, pinceles, herramientas de taller, de papelería… Cada una va a tener una forma especial de almacenaje para que sepamos siempre dónde están y para que sean de fácil alcance.

 

 

 

Luz natural

A veces  el espacio no nos da una buena luz natural, pero siempre que sea posible es bueno tenerla en cuenta. La luz natural es importante para poder tener un buen entorno de trabajo. Las vistas nos proporcionan sensación de espacio y de no estar encerrados en un cubículo. Si nos da la luz directa, sería bueno tamizarla con unas cortinas. Y si hacemos trabajos artísticos donde el color es de vital importancia, sería fantástico que las ventanas estuvieran orientadas al norte, de forma que la luz tendría siempre la misma intensidad.

 

 

Plantas

Las plantas son elementos decorativos que dan vida a los espacios y renuevan el aire. Estos toques verdes nos ayudan a hacer los espacios más personales y naturales. Un pequeño ser vivo del que cuidar i que cuidará de nuestro despacho con su sola presencia.

 

 

Un espacio de relajación

Tanto si va a ser un despacho de uso diario como esporádico, tener un espacio de relajación va a ser clave para que aun tengamos más ganas de pisar este espacio de trabajo. Ya sea un espacio de lectura, una butaca cómoda o un sofá cama, estos elementos van a hacer más confortable el espacio. Además pueden hacer que la habitación sirva para que algún invitado pase la noche además de ser un espacio de trabajo.

 

 

Textiles que lo hagan confortable

El último toque, las telas. Estas le van a dar un toque cálido a nuestro despacho. Podemos poner cojines, alfombras, un par de juegos de cortinas… Cada elemento va a hacer que nuestro espacio sea un lugar cálido y acogedor donde poder estar horas trabajando, creando, estudiando o leyendo.

 


 

Esperamos que os haya gustado el post y hayáis podido sacar alguna que otra idea 😉 Que tengáis un feliz puente!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *