Blog del estudio JA Interiors

Cómo no morir de calor este verano de forma low cost

Cómo no morir de calor este verano de forma low cost

Llega el verano, y llegan las noches en vela por el calor. Si además eres de Barcelona… sabemos de qué estamos hablando: calor, humedad y ni una brisita…

De entre las mejores soluciones están ponerse aire acondicionado o marchar a la montaña o a un país nórdico, pero puede que no todos los bolsillos puedan afrontar este gasto. Así pues, os proponemos opciones baratas para aliviar el calor en vuestra casa.

 

Ventilador de techo

En la habitación o en el comedor podéis poner un ventilador de techo. Los venden con luz incluida, por si no podéis prescindir de la luz del techo. A día de hoy hay modelos muy modernos y modelos que casi no hacen ruido. Los ventiladores van genial porque, aunque no ayudan a bajar la temperatura de una estancia, si que al moverlo nos da un efecto brisa que nos quita calor de nuestra piel.

 

Ventilador portátil

También podéis tener un ventilador portátil, así lo podéis tener en cualquier parte de la casa, allí donde estéis. Estos ventiladores cumplen la misma función que los de techo, pero suelen hacer más ruido y actuar de forma más puntual al ser más pequeños. Los hay de estética retro, los hay de los baratos y típicos blancos, y los hay silenciosos tipo Dyson. Elegid según vuestro gusto y presupuesto.

 

 

Pon un toldo

Una cosa muy importante para reducir el calor en casa es evitar la radiación directa. Así que podéis poner un toldo en la fachada de las habitaciones y el salón. Los toldos no solo evitan la radiación directa, si no que favorecen la ventilación entre el toldo y la fachada, haciendo que la temperatura también disminuya gracias al viento.

 

 

 

Baja las persianas

Al bajar la persiana evitamos el calor de la radiación directa en el interior de nuestra vivienda. Lo perfecto es dejarla que toque el suelo, pero que entre la luz por los pequeños orificios. Así evitamos la luz en el interior pero no la ventilación.

 

 

Cubre el terrado

Si eres de los que tiene encima un terrado debes cubrirlo ya. Gran parte del calor que recibes, viene del techo. Si el terrado es tuyo, puedes poner un toldo, hacer una pérgola con toldo o con enredaderas, puedes poner un suelo de madera que creará una pequeña cámara de aire que favorecerá que no se caliente la cubierta. También puedes poner plantas y reducir la temperatura de la cubierta gracias a la sombra que dan y la humedad que desprenden.

 

 

Pon plantas

Las plantas también sirven para dar sombra a tu fachada si lo que tienes es una terraza o un balcón. Palmeritas, enredaderas, macetas com planta con mucha hoja en verano… Su sombra hará que tu casa esté varios grados más fresca.

 

Ventilación cruzada

Abrir ventanas para favorecer al ventilación por la noche, pues de noche suele hacer más calor dentro de casa que fuera. La ventilación ayudará a que el aire de fuera se lleve el calor de dentro, y la brisa te ayudará a sentirte mejor.

 

 

Cambia las bombillas halógenas por LED

Si aún tienes bombillas halógenas o incandescentes, que sepas que ellas son culpables de gran parte de tu calor. Su gran gasto en energía se debe a su baja eficiencia, de forma que la energía se transforma en calor. Al cambiarte a bombillas más eficientes no solo hará menos calor en tu casa  sino que además ahorrarás.

 

No mires la tele, lee

La televisión es otro elemento que desprende calor cuando está encendida. De forma que ilumínate con una buena bombilla LED y ponte a leer, que los libros no dan calor si no son de miedo.

 

 

Recuerda: Reduce la radiación que recibes del exterior, fomenta la ventilación, y evita el calor de los aparatos electrónicos de tu casa. Y así pasarás un verano un poco más agradable 😉

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *