Blog del estudio JA Interiors

Home Tour: Interiores llenos de color e historia

Home Tour: Interiores llenos de color e historia

Una casa que recoge todos los recuerdos de Leigh, una doctora que vivió en África durante 2 años y a la que le encanta viajar

Cuántas veces hemos oído «hazlo todo blanco y así no te cansarás» o «hazlo de colores neutros y luego le das un toque con cosas que puedas cambiar como cortinas, cojines…». Estas frases no serían ningún consuelo para Leigh que prefiere arriesgar y equivocarse a quedarse en la zona de confort de la decoración. Es así como ha conseguido esta casa de lo más ecléctica pero sobretodo acogedora.

 

Las zonas comunes

Leigh piensa «si me gusta, ¿por qué no?» y siguiendo esa premisa, hace que nos reciban unas paredes pintadas a franjas blancas y azules, complementadas con muebles de varios estilos. Todo en esta casa puede provenir o bien de un viaje, o de una tienda de objetos de segunda mano, o es un regalo que le han hecho.

 

Nunca hubiésemos dicho que a las paredes azules y los textiles rosas, les seguiría un salón comedor de paredes de color verde. Leight vivió durante dos años en África trabajando de médico con niños. De allí se llevó esta necesidad de estar rodeada colores vibrantes y estampados con contrastes. También encontraremos piezas de arte, piezas de decoración de tiendas de segunda mano y toques de plantas allí donde puede. Esto hace que nuestra vista se pierda en un ambiente repleto de información, cada objeto con su pequeña historia.

 

Las sillas recuperadas fueron estampadas con telas de colores vibrantes que contrastan con los motivos geométricos del mantel y la alfombra del comedor. Y el dorado es un elemento que encontramos en todas partes. La lámpara de techo, el espejo del comedor y del salón, los pomos de las puertas… Es una forma de relacionar todos los espacios aunque tengan elementos totalmente contrapuestos.

 

 

 

La cocina es la apuesta más arriesgada de Leight. No las tenía todas con el rosa de las puertas, pero decidió lanzarse y el resultado es genial. Los pomos dorados le dan un toque delicado que enlaza com otros espacios de la casa. Las molduras también las encontramos en muchos muebles del comedor y las habitaciones. De esta forma todo es diferente, pero a la vez todo tiene puntos en común que hacen que todo encaje.

 

Las habitaciones

Las habitaciones de invitados siguen la estética de colores potentes en paredes, acompañados de textiles y complementos de gran colorido.

Dos cuadros con collares Masaai contrastan con el turquesa de la pared. Son un recuerdo de su vida en África.

El bambú se apodera de los muebles en las habitaciones de invitados. Este material contrasta con las maderas más oscuras que encontramos en las zonas comunes del resto del piso.

 

La habitación principal hace el más grande de los contrastes. El color gris casi blanco se apodera de las paredes, dejando que sean el resto de objetos los protagonistas. Un espacio en que impera la calma, y donde muebles como el armario o el banco de los pies nos transportan a ambientes exóticos al otro lado del océano.

 

Por último, el baño también parece sacado de otro lugar. Son las molduras y los dorados de los pomos y el espejo los que nos recuerda en que casa estamos.

 

Esperamos que os haya gustado esta casa tan original. Y si teníais miedo de arriesgar en vuestro hogar, pensad en casa de Leight y recordad que el color no nos debe asustar!

 

Imágenes de Julia Steele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *