Blog del estudio JA Interiors

En qué fijarse si vas a comprar un piso

En qué fijarse si vas a comprar un piso

Detalles que pueden pasarnos desapercibidos si no somos conscientes de su importancia. Tanto si vamos a comprar un piso como si queremos alquilarlo!

 

 

Ventanas con doble cristal

Las ventanas suponen una partida importante en un presupuesto para una reforma. Además, las ventanas antiguas no proporcionan un buen aislamiento y van a generarnos grandes pérdidas de calor en invierno. Si vamos a ver un piso el que las ventanas son nuevas y tiene  cristal doble, podemos tenerlo en cuenta pues nos va a ahorras unos cuantos dineritos importantes que podremos invertir en otras cosas.

Grietas y fisuras

Es normal encontrarse alguna que otra grieta en un edificio. Éstos necesitan “asentarse” en el terreno, y pueden generar pequeñas grietas en el interior de un piso. Pero si estas fisuras rpesentan una separación importante, va a querer decir que este edificio puede que tenga un problema estructural, será mejor que consultemos com un profesional antes de aventurarnos a comprar esa vivienda.

 

Estado del cableado

La instalación eléctrica es una intervención que se debe hacer en casi todas las reformas integrales dada la antigüedad de las ismas, y que hemos aumentado mucho nuestro consumo de energía. Pero si tienes la suerte de encontrar un piso em que no hay que hacer cambios de distribución e hicieron la instalación eléctrica hace pocos años, compra lotería porque la suerte está de tu lado!

 

Tuberías antiguas

Muchos edificios de 40  años de antigüedad (hablamos de los años 70 ya, somos viejunos, lo sabemos…) aún se construían con tuberías de plomo para el agua. Es cero recomendable hacer empalmes con las tuberías de plomo, y además, con los años estas se deterioran y van soltando plomo en el agua. Si ves que las tuberías del piso que tanto te gusta son gordas, grises y rugosas, asume que vas a tener que cambiar la instalación de agua.

 

Suelos desnivelados

Es un superpoder notar si un suelo está desnivelado al andar. Pero si se desarrolla, lo detectas enseguida. Un suelo poco desnivelado no es un problema muy importante, pero un suelo muy desnivelado (más habitual en edificios antiguos) nos va a acarrear gastos extras cuando vayamos a hacer la reforma.

Humedades

Las humedades son todo un quebradero de cabeza. Al comprar un piso hay que mirar en los techos, en las paredes que dan al otro lado de cocinas y baños y si es un bajo también hay que fijarse en los zócalos. Si detectas alguna humedad primero comprueba si está seca o no. Si está seca, pregunta qué pasó y cómo lo arreglaron. Si está húmeda, no te pongas de los nervios, comunica que hay una humedad y que los propietarios se encarguen de ella.

Paredes de carga o pilares

Esto es importante si estamos pensando en tirar todo abajo para hacer nuestra propia distribución. Muchas casas antiguas tienen justo como pared de carga la pared que separa cocina y comedor. Si no hemos sido conscientes que esa pared que queremos tirar es de carga nos pueden pasar dos cosas. O que nuestro sueño de cocina abierta de desvanezca o que tengamos que hacer un gasto extra importante para reforzar esa pared y pagar los correspondientes honorarios a un arquitecto.

Comunidad de vecinos involucrada en el cuidado del edificio

El mantenimiento de las cosas es de lo más importante para que duren años en buen estado. Y una comunidad de vecinos que sepa eso, es un tesoro. No importa si la entrada es o no muy vieja, pero fíjate en el ascensor, en la iluminación, y en como tienen de cuidados o no los patios interiores y las fachadas.

Bigas en el techo

Un techo de vigas suele ser precioso y aporta un gran valor a nuestro espacio. Pero a veces encontramos vigas nada bonitas que nos obligan a tener unos techos muy bajos. Fíjate bien a qué altura están y en qué espacio se encuentran, porque quizás vas a ver ese refuerzo en tu salón día sí y día también.

 

Si tenéis en cuenta todos estos factores en el comento de comprar un piso o alquilar vuestra futura vivienda, habréis ganado en confort y seréis más conscientes de vuestra posible reforma al saber qué actualizar y qué no, y cómo se puede reformar y qué no se puede tocar 😉



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *