Blog del estudio JA Interiors

Prepárate para pintar muebles, puertas y ventanas de exterior

Prepárate para pintar muebles, puertas y ventanas de exterior

Consejos para pintar y dejar como nueva la madera expuesta al sol

Pintar muebles es una bonita forma de dar nuevos aires a nuestro espacio. La pintura también ayudará a cuidarlos y que duren más. Así que aunque no lo parezca, el buen tiempo está a la vuelta de la esquina y antes de que llegue el calor sofocante del verano va a ser la temporada perfecta para arreglar o cambiar el aspecto a nuestros muebles de exterior. Os dejamos unos cuantos consejos sobre como tratar la madera si va a estar en la intemperie 😉

Preparación

Para pintar puertas, ventanas o muebles que ya se hayan pintado anteriormente, primero tendremos que raspar la superficie con un papel de lija de grano fino o con un cepillo de alambre. Esto bastará para garantizar una buena adherencia de la nueva capa. Asegúrate también que toda la superficie quede limpia y sin grasas. Puedes utilizar una mezcla de agua, detergente y amoniaco para limpiar.

 

Si el mueble no se había pintado previamente es recomendable hacer una pasada con la lija para afinar la superficie y conseguir que la pintura penetre mejor. Con una lijadora eléctrica, y mucha paciencia, hay que ir suavizando e igualando hasta que quede liso.

 

 

Comprobar que la pintura nueva se adhiere correctamente

Dado que la pintura acrílica está hecha a base de agua, ésta puede hacer que se ablande la superficie del objeto. Cuando vayamos a pintar de nuevo podemos encontrarnos con el problema de que la pintura se descascarille o que aparezcan burbujas de aire. Lo mejor, si vamos a usar pintura acrílica, es hacer primero una prueba en una pequeña área, esperar unas horas y comprobar que no aparezcan ni descascarillamientos ni burbujas.

En caso de que aparezcan burbujas o la pintura se rompa mucho, es señal de que la pintura existente no va a ofrecer buena adherencia. En este punto sería mejor pasarse a la pintura alquídica (al disolvente), ya que ofrece mejor capacidad de cubrimiento.

 

 

Pintar y barnizar

Ya está todo listo para pintar. Una vez hayas terminado puedes añadir cera para protejer e hidratar la madera. Si prefieres dejar el tono natural del mueble, también puedes optar por no pintarlo (eso sí, el proceso de lijado ha de ser más meticulosos para que no haya zonas de distintos colores) y aplicar un barniz satinado de poro abierto, que ayudará a proteger la madera, repeler el agua y además ayudará a hidratar la madera y la dejará respirar. Los resultados son geniales y variados. ¡El límite es tu imaginación!

 

 

 

Pinturas antihumedad para los muebles de obra

Por último, aunque no sea madera, si tenemos muebles de obra también tenemos que pensar en cómo protegerlos. Existen pinturas especiales para estos materiales, como Valacryl de Valentine, un esmalte acrílico al agua con acabado mate, brillante o satinado que protege de las lluvias, evitando que se formen manchas y se desgaste el color con rapidez.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *