Blog del estudio JA Interiors

“Offices that feel like home”: el diseño interior de las oficinas importa, y mucho

“Offices that feel like home”: el diseño interior de las oficinas importa, y mucho

Hay una frase que cada vez es más común escuchar en las oficinas: “Hubiera aprovechado más el tiempo trabajando desde mi casa”. Si trabajáis en una oficina seguro que alguna vez habéis terminado la jornada laboral con ese pensamiento rondando la cabeza.

Existen varios motivos por los que podemos llegar a pensar eso, aunque el más común suele ser el propio ajetreo de las oficinas; muchas llamadas, reuniones, gente preguntándote cosas cada dos por tres… es difícil centrarse en una tarea en esas circunstancias. Sin embargo, hay personas que trabajan en lugares tranquilos, en los que apenas hay ruido y raramente te interrumpen, y aún así tienen la sensación de que no han aprovechado bien el tiempo. ¿A qué se debe esto? Aquí entran en juego otros factores importantes: el ambiente de trabajo y la comodidad.

Hace unos años, una investigación de la Escuela de Negocios Warwick desveló un dato curioso: existe una correlación entre el lugar donde viven las personas y su sensación de bienestar. Chanuki Seresinhe, líder del proyecto, le dijo a The Guardian que las personas que vivían en áreas con vistas más escénicas mostraban mayor sensación de bienestar que aquellas que vivían en lugares menos atractivos. Dedujeron así que determinados paisajes invitan a las personas a salir y a ser más activas. Seresinhe afirmó: “Las personas pasan mucho tiempo en el trabajo y el ambiente al que están expuestos les afecta. Así que, si una vista agradable hace que las personas se sientan mejor, es muy probable que el escenario de su ambiente de trabajo tenga un efecto similar”.

Vamos a visualizar cómo es un día de trabajo desde casa: el escritorio lo tienes puesto donde a ti más te gusta, probablemente en un lugar con luz natural, en frente de una ventana. O puede que incluso tengas una terracita en la que poder disfrutar del sol mientras trabajas con el portátil. La silla del escritorio tiene ya un cojín que has adaptado a tu forma, los cajones de la mesa están ordenados según tus criterios, tienes a mano los bolígrafos que te van bien, y la decoración que te rodea es muy tuya; tendrás algún cuadro o póster que te guste, o una estantería con tus libros favoritos. No es raro tampoco que te levantes 10 minutos para prepararte un café o un té, y te lo tomas mientras sigues trabajando; con tu taza y tu sabor favorito. Esta comodidad raramente se encuentra en una oficina.

Son muchas las empresas que se están percatando de este fenómeno e intentan conseguir que sus oficinas parezcan verdaderos hogares. Más espacios verdes, cocinas y comedores menos fríos, adiós a los techos con fluorescentes empotrados y hola a la luz natural o a las lámparas de luz cálida. No suele faltar tampoco una zona de descanso o salas más tranquilas para ir a concentrarse. Cada empresa adapta el espacio que tiene, pero la idea general es que el trabajador se sienta cómodo y que le resulte agradable su puesto de trabajo, no solo por lo que hace, sino por dónde lo hace.

En el New York Times ya se habla de ello con el término “In Work-Space Design”, es toda una tendencia dedicada al diseño de espacios de trabajo que potencien la filosofía de hacer sentir a los empleados como en casa.

 

5 claves para lograr el efecto “office that feels like home”


Muebles con alma

Hay que incorporar muebles residenciales en el espacio de trabajo, es una de las claves de esta tendencia. Cuanto más se parezca todo a un hogar, más cómodos se sentirán los trabajadores.

Cocina de la oficina de ‘The Homepolish’ (Fotografía de Julia Robbs)

 

Variedad de espacios

Los hay que prefieren un lugar tranquilo, mientras que otras personas trabajan bien en mitad del campo de batalla. No hay una opción buena y otra mala, son formas distintas de trabajar y hay que tenerlas en cuenta a la hora de crear los espacios de la oficina. La construcción de salas de trabajo individualizadas permite a las personas encontrar una sensación de hogar en la oficina.

Oficinas AirBnb de Tokio

La luz

Hay que olvidarse de los fluorescentes lineales, dan un aspecto frio y apagado a cualquier lugar. En lugar de ello, se apuesta por apliques de luz como los que tienes en casa. Pero lo más importante es permitir que entre cuanta más luz natural sea posible. Si se necesitan cortinas para evitar reflejos en las pantallas o momentos de luz directa del sol, hay que poner colores claros que dejen pasar la luz de todas formas, y olvidarse de los estores de oficina.

Oficinas de Beckstedt

Plantas y espacios abiertos

Poner verde en el espacio de trabajo literalmente inspira más vida en un ambiente previamente formal. Por otra parte, siempre que sea posible hayque incluir un lugar exterior para los trabajadores; tomar el aire durante la jornada laboral ayuda mucho a recargar pilas.

‘Offices With Terraces’ un proyecto de Nicolas Laisné Associés para NL*A Paris

 

Desconexión

Se debe pensar también en qué otras habitaciones de tu casa te gustaría tener en el trabajo. Equipa una cocina, un espacio de café, un rincón de lectura… todo esto permitirá a las personas encontrar momentos de paz y desconexión.

Oficina ‘Circle Line Interiors’

 

Oficinas de ‘Dizaap’ en Kiev

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *