Blog del estudio JA Interiors

Las “tiny houses”: un mercado en alza y un reto para los diseñadores

Las “tiny houses”: un mercado en alza y un reto para los diseñadores

Pequeño, compacto, acogedor, cuco… podemos poner muchas etiquetas, pero lo cierto es que los pisos o casas de proporciones limitadas están a la orden del día y, aunque puedan parecer una opción poco interesante, han empezado a convertirse en espacios con mucho estilo, prácticos y de lo más solicitados en muchas ciudades.

Para empezar, debes orientarte hacia las ventajas que los espacios pequeños suponen: son prácticos, ya que evitas acumular cosas innecesarias, son más fáciles y rápidos de limpiar, son más baratos… Si estás empezando una nueva vida independiente, ya sea solo o en pareja, un mini piso es un buen comienzo. Si además quieres empezar en una gran ciudad, probablemente sea lo único que encuentres, pero eso sí, estarás rodeado de vida social, de tiendas y con el trabajo cerquita de casa. Las ventajas son evidentes, pero aún así siempre nos resistimos a pensar que un piso pequeño sea suficiente.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

Un buen ejemplo de versatilidad. En este piso se han adaptado las pocas estancias que había para crear rincones útiles. El estudio se encuentra en la entrada, eliminando así lo que podría ser un recibidor al que no se le da uso. En el mismo pasillo de entrada se ha creado un “armario-dormitorio” y el resto del espacio es un comedor/sala de estar/cocina. (Fotografía El Mueble)

 

Nuevos diseños para nuevas necesidades

Las pequeñas casitas se han puesto de moda. En muchas ocasiones se compran o alquilan como primera vivienda, pero también hay mucha demanda de personas que quieren adquirir un mini espacio en el que tener su segundo hogar por poco dinero; un refugio alejado de la rutina.

Y existen incluso programas de televisión en los que podemos ver cómo algunos interioristas dedican todo su tiempo a encontrar ingeniosas formas de diseñar viviendas en espacios como caravanas, veleros o cabañas. Algunos ejemplos son realmente sorprendentes, consiguen sacar el máximo partido de cada pequeño detalle; desde cajones en los peldaños de las escaleras, hasta “armarios” ocultos en el suelo.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

Esta pequeña cabaña goza de vistas color verde del amplio campo que la rodea. Un lugar de retiro para fines de semana pequeño, pero práctico. En las escaleras de la cocina se aprecia como se usa inteligentemente el espacio de los escalones para almacenar. (Fotografía Mundo Casas)

 

En realidad, esta tendencia no es algo nuevo, aunque ahora se encuentre en pleno auge, si pensamos en las caravanas de toda la vida, esas que siguen abundando en los campings, podemos ya ver grandes ideas que revolucionaron el aprovechamiento del espacio; ¿qué nos decís de las mesas plegables? Se abren encima de la zona de sofás y convierten el salón en un comedor en menos que canta un gallo. O la idea de usar cortinas en vez de puertas, era muy común en los barcos que se usaban también como vivienda; te ahorras dinero y ganas en agilidad de movimientos.

Cuando tienes poco espacio hay que pensar en cosas como el ángulo que traza una puerta al abrirse; no siempre se tiene espacio para un armario. Estos pequeños trucos se han ido adaptando y existe una gran variedad de maneras que nos permiten aprovechar el espacio mucho mejor que antes. El mundo de las “tiny houses” está haciendo emerger nuevos diseños increíbles.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

En este ejemplo la guardilla se ha dejado al descubierto para convertirse en una estancia más de la casa. Los espacios abiertos (cocina/comedor/salón) consiguen dar la percepción de que hay más amplitud. (Fotografía Sadecor)

 

Crear un hogar en un espacio pequeño, y además hacerlo funcional, requiere un trabajo duro de diseño, así como ideas decorativas, sin mencionar una estricta disciplina espacial. Una combinación de creatividad, remodelación ingeniosa y diseño nos acompañará en el camino de transformar un espacio pequeño en una bonita y funcional casa.

Entender los espacios pequeños para amarlos y aprovecharlos

Cuando elegimos un sitio en el que vivir queremos que sea acogedor, no solo para nosotros, sino también para amigos y familiares. Invitar a pasar el rato es una costumbre social que necesitamos, nos hace abstraernos de los problemas del día a día. Sin embargo, todavía se tiene la percepción de que el lugar de encuentro ha de ser un espacio amplio, y que de lo contrario no se puede estar a gusto. Esta idea ha de cambiar, sobre todo porque no es cierta. Por experiencia, sabemos que lo importante es crear un ambiente acogedor, da igual lo grande o pequeño que éste sea. Si piensas en los momentos que pasas con amigos y familiares te darás cuenta que la mayoría son alrededor de una mesa, comiendo algo, con juegos de mesa o celebrando algo. Al final todo se reduce a un pequeño rectángulo en el que nos aglutinamos a hablar de nuestras cosas.

Conseguir la harmonía que permite convertir un espacio pequeño  en un lugar acogedor se reduce a varias claves.

 

Hacer una lista de los pros y los contras

Antes de empezar a diseñar es conveniente dar un paso atrás y visualizar el espacio como una unidad arquitectónica. El espacio interno estará siempre delimitado por ciertos factores del edificio o su localización, y aunque algunos se pueden cambiar y otros no, puedes buscar la forma de usarlos en tu favor.

Camina por la estancia y ve anotando las características arquitectónicas de tu espacio: la altura de los techos en relación al espacio del suelo, el espacio de las ventanas y las puertas abiertas… Haz dos columnas, una con aquello positivo que encuentres en el espacio y otra con lo negativo.

¿El interior es grande y compacto, o está distribuido de forma extraña? ¿Las habitaciones tienen una continuidad fluida o están distribuidas sin sentido? ¿En qué lugares hay más luz? Esto es importante a la hora de decidir qué función tendrá cada espacio o qué paredes puedes abrir con huecos para dejar pasar la luz.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

En esta cocina han dejado una pared abierta con una ventana al comedor. De esta forma se consigue que entre más luz. Si la cocina no tiene ventana propia, o si esta da a un patio interior sin luz, crear una solución abierta al comedor es una buena opción. (Fotografía El Mueble)

 

Si trabajas desde casa por las mañanas es posible que te interese guardar la estancia con más luz para colocar un escritorio que te permita trabajar sin tener la luz artificial encendida todo el rato.

Hacer un plano de la estancia con las medidas exactas también es crucial. En él puedes anotar todos los detalles; la abertura de las puertas, si hay paredes falsas, columnas… Verás de forma más clara lo bueno y lo malo de la distribución.

Esto te vendrá muy bien después para saber exactamente la medida que tienen que tener los muebles.

Hay muchas formas de alterar el espacio una vez lo tenemos claro y definido. Desde derribar tabiques falsos, a dejar expuesto el espacio extra del techo que normalmente se tapa, para poder así dar más sensación de amplitud.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

Ejemplo de distribución planta

 

Sacar partido de los elementos arquitectónicos naturales

Los materiales naturales transmiten carácter. En un pequeño loft es común hacer cosas como dejar una pared de ladrillo o dejar las tuberías expuestas en techo y pared para crear un telón de fondo industrial.

Las vigas por ejemplo son otro elemento que puede sernos útil. Pueden funcionar como separadores naturales de estancias y aporta a la vivienda un toque personal único.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

(Fotografía Elle España)

 

Abrir los espacios al exterior

Una de las claves que conseguirán dar la sensación de amplitud en una vivienda pequeña es abrir las estancias al exterior. Si tenemos la suerte de contar con una pequeña terraza o balcón, lo ideal es poner una ventana de pared a pared, con el mínimo de cortinas y obstáculos visuales, para poder disfrutar de un paisaje que se extienda más allá del piso. Si las vistas no son muy bonitas o los vecinos pueden verte fácilmente, durante el día será suficiente con colocar una cortina muy fina, mientras que por la noche puedes bajar las persianas.

 

tiny houses y pisos pequeños mercado en alza reto para los diseñadores

En este pequeño piso (Fotografía El Mueble) han aprovechado la salida a la pequeña terraza al máximo, usando un ventanal grande y cortinas de color claro y tejido natural. Además el techo se ha dejado al descubierto, lo que consigue una sensación de amplitud mucho más marcada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *