Blog del estudio JA Interiors

Crear un diseño de interiores: el proceso desde los planos a la obra

Crear un diseño de interiores: el proceso desde los planos a la obra

Hoy os queremos ofrecer una pequeña aproximación a cómo es el proceso de creación de un diseño de interiores, cuando un cliente aparece por la puerta y te pide que necesita reformar su casa, su baño, su cocina, o lo que sea. ¿Qué sucede desde que llegan los planos hasta que la idea final se materializa?

Los desafíos de diseño requieren de cierta creatividad, pero sobretodo se necesita inspiración. Cuando alguien aparece con las ideas muy claras sobre lo que quiere, normalmente es porque ya ha hecho una búsqueda previa en su casa de lo que le gusta y lo que no. Ese ejercicio es muy positivo, porque ayuda al diseñador a conocer mejor los gustos del cliente y puede ir directo al grano a la hora de hacerle un diseño.

Sin embargo, vamos paso a paso, ya que no siempre se tiene la suerte de tener las ideas claras antes de empezar.

 

La distribución


El elemento clave antes de empezar a diseñar es contar con un plano con las medidas exactas del espacio. Parece lógico y puede sonar redundante, pero es importante conocer la verdadera importancia de esto. Muchos diseños se crean primero en la mente y luego no pueden materializarse en el papel porque no dan los números; o el espacio es muy pequeño, o es muy grande, o es muy irregular.

Antes de nada hay que planificar dónde se colocará cada cosa, teniendo en cuenta factores como la distribución de las tomas de agua y luz, los desagües, etc. De esta forma podremos saber si es necesario cambiar de sitio alguno de los suministros básicos. Una vez sabido esto se puede empezar a “dejar volar más la imaginación” y podemos jugar con el espacio y las medidas de los muebles.

En esta primera fase ya se elabora un diseño digital en el que se podrá ver la distribución de los muebles y demás elementos, pero además también se contará ya con un diseño en 3D previo, aunque aún será pronto para hacerse una idea del resultado final, ya que en este primer diseño todos los elementos serán de color blanco (como una hoja en la que poder empezar a pintar) a la espera de incluir los acabados elegidos en la tercera fase del proceso de creación del diseño.  

 

La inspiración


Esta fase es importante si quieres personalizar el estilo de tu diseño. Lo cierto es que mucha gente prefiere ir a lo práctico, y directamente te preguntan por los materiales más limpios, más duraderos, etc. Sin embargo, se puede tranquilamente hacer una combinación de “practicismo” y diseño.

Este es el momento de empezar a echar un vistazo a revistas y blogs de decoración y descubrir el estilo que más encaja con la casa y con la personalidad del cliente.

Selección inspiración estilo cocina

 

Selección inspiración estilo baño

 

La elección de materiales y acabados


La fase de inspiración nos habrá hecho gran parte del trabajo, todos lo detalles que hemos recopilado en ella nos ayudan posteriormente en la elección de materiales, como por ejemplo, apostar por madera en los muebles si se quiere un ambiente más rústico, o por puertas de lacado si se busca algo más moderno y líneas finas. Lo mismo pasa con los revestimientos de suelo y paredes, o incluso con los detalles decorativos como las sillas, lámparas, etc.

Selección de materiales de la bloguera eye-swoon para su cocina

 

La recreeación en un diseño 3D o dibujo


Hace años eran común que los diseñadores hicieran dibujos a mano del diseño final para que el cliente pudiera hacerse una idea de cómo iba a quedar antes de iniciar la obra. Sin embargo, a día de hoy es mucho más sencillo trabajar en diseños digitales, aunque aún hay quienes prefieren el sistema tradicional, o incluso algunos programas te permiten renderizar el diseño en modo “dibujo” para darle ese aspecto.

Sea como sea, la idea es que el cliente pueda tener una imagen clara del resultado final. Esta vez ya estarán incluidos los materiales que se hayan elegido previamente y el retrato del diseño será mucho más fiel.

Diseño de la cocina de la bloguera eye-swoon

 

Diseño en 3D de la cocina de una casa unifamiliar del estudio J.A Interiors

Inicio de obras


En esta fase incluiremos todos aquellos trámites y papeleos necesarios para obtener las licencias necesarias al iniciar una obra. Una vez se tiene todo en regla, los primeros trabajos serán los de “demolición”; es decir, fuera lo viejo y dentro lo nuevo. En muchos casos hay que restaurar las instalaciones propias de la vivienda y el proceso da la sensación de alargarse más. Sin embargo, siempre es preferible dejar todo lo que estará tras la superficie visible bien sellado y acabado para que no de problemas en un futuro.

Una vez se ha colocado el alicatado de suelos y paredes el resto empieza a ir más rodado. La colocación de muebles, encimeras, electrodomésticos, etc. viene al final.

 

Disfrutar de la nueva casa


A estas alturas ya solo queda disfrutar del resultado final y comprobar los primeros días y semanas que no haya ningún problema en las instalaciones hechas, para poder solventarlo lo antes posible.  

Reforma cocina en carrer París del estudio J.A Interiors


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *