Blog del estudio JA Interiors

Antes y después: 5 baños carcas que renacen y se vuelven irreconocibles

Antes y después: 5 baños carcas que renacen y se vuelven irreconocibles

Hay algo mágico que nos hace sentir genial cuando decidimos tirar lo viejo y decir hola a lo nuevo. Este es el caso de los 5 baños que os vamos a enseñar hoy; viejas glorias, algunas probablemente con más de 30 años de antigüedad, que “cuelgan los guantes” para dar paso a baños 100% rehabilitados e irreconocibles. Os daremos las claves para hacer una reforma que merezca la pena, que sea duradera y capaz de aprovechar todo el potencial del espacio.

 

Adiós a la trágica porcelana rosa


Este antiguo baño en un pequeño piso de Barcelona lo tenía todo en su contra. No solo mantenía el lavabo, el inodoro y la bañera con la arcaica porcelana rosa (muy de moda hace décadas, pero definitivamente desgastada a día de hoy), sino que además acompañaba estas piezas dignas de museo con revestimientos a juego. En conjunto, el baño invitaba a cualquiera que entrara en él a tele transportarse a un capitulo de Cuéntame.

El trabajo de remodelación no solo consistía en hacer desaparecer el look desfasado que predominaba en la estancia, sino que además había que reacondicionar todos los elementos para que el nuevo espacio fuera bonito, a la vez que funcional y duradero.

reforma baño antes y después

 


CONSEJO EXPERTO

Una de las claves a la hora de cambiar un espacio es pensar en su atemporalidad. Un claro ejemplo lo vemos en este baño antiguo; puede que fuera una moda en su momento, sin embargo fuera de su época se ha quedado desfasado muy rápido y a pesar de que la mayoría de materiales aún estén en buen estado, los dueños ya no quieren usarlo por su estética. Por lo tanto, siempre hay que tener en mente a la hora de diseñar un nuevo espacio que sus elementos puedan sobrevivir a las modas. No tiene mucho sentido gastarse el dinero en una buena cerámica para los revestimientos de la pared, si luego va a tener que sustituirse pasados 15 o 20 años porque ha pasado totalmente de moda, y cada vez que entras en la estancia no puedes más que decirte a ti mismo: “en qué estaba pensando”.

En esta línea, se deben evitar colores muy vivos en los elementos más importantes y de cantidades de dinero más elevadas. Si estamos hablando de pintar una pared, no importa si la ponemos morada o azul, es relativamente fácil y barato echarse atrás y más adelante cambiar el color.  Sin embargo, no es tan sencillo cambiar todas las baldosas de un baño, o arriesgarse a hacer un mueble a medida para el lavabo que sea de un color estridente o un material que se haya puesto de moda pero no sea duradero o limpio. Estos elementos cuestan más dinero y retirarlos y cambiarlos en poco tiempo sería un quebradero de cabeza y un palo innecesario para tu bolsillo.


 

reforma baño antes y después

 

Con la idea en la cabeza de mantener la atemporalidad del baño, en este caso se decidió optar por la gama de colores tierra, y materiales como el silestone para la encimera del lavabo y la cerámica de los revestimientos. Las tonalidades más claras siempre aportan mucha más luz, sobretodo en espacio pequeños. Si acompañamos ese estilo con unos focos de luz sobre el espejo se acentúa esa sensación. El toque oscuro se ha destinado únicamente al plato de ducha, que tiene un acabado piedra, en armonía con las cerámicas que imitan el ladrillo/piedra en la pared derecha.  De esta forma se le da un contraste al resto de baldosas lisas y neutras, buscando una estética natural y poco recargada.

 

Moviendo paredes para reestructurar el espacio


El tamaño de este baño era sin duda grande, pero también estaba muy mal aprovechado. La estética general de los revestimientos y muebles no era de las peores que se hayan visto; el color blanco es siempre una apuesta segura para poder mantenerse en el tiempo. Sin embargo, se encontraba en mal estado ya que no se había mantenido correctamente y eso hacía que pareciera más antiguo de lo que realmente era. Con algunos consejos sobre cómo revivir la cerámica y limpiar el moho habría bastado para darle una segunda vida, pero sus propietarios querían una redistribución completa para aprovechar mucho mejor el espacio.

reforma baño antes y después

A pesar de que la estancia contaba con suficiente espacio como para hacer una ducha de pared a pared, el baño original había destinado un mísero cuadrado a esa función, dejando una ducha ridículamente pequeña. Así que el primer cambio estaba más que claro; había que ampliar el espacio de la ducha. Dado que había espacio de sobra para hacer este cambio, se decidió levantar una pared que alineara el inodoro con la ducha y el espacio sobrante se destinó a la estancia adjunta. De esta forma se ganó el espacio que no hacía falta en el baño para usarlo en la habitación de al lado y se le dio más armonía con el uso de líneas rectas y limpias. Otro gran cambio fue el mueble, esta vez se dejó espacio a los lados para poder colocar un toallero y dejar que la esquina respirase más, eliminando la sensación de abarrotamiento innecesaria.


CONSEJO EXPERTO

Si cuentas con un presupuesto ajustado para la reforma, una buena forma de ahorrarse dinero es haciendo un “mix” entre pared pintada y revestimiento de cerámica. En el caso de este baño se hizo la parte superior de la pared con pintura blanca, mientras que la parte inferior y el espacio de la ducha, que son las zonas que entran en contacto con el agua y las salpicaduras, se mantuvieron con la tradicional cerámica. Para este espacio se siguió también con la regla de la atemporalidad y se eligieron colores neutros en tonalidades blancas y grises.


 

reforma baño antes y después

 

Aprovechar al máximo el espacio disponible 


Este baño de un antiguo piso de Barcelona pedía una remodelación a gritos. Realmente no había por dónde cogerlo para darle una segunda oportunidad. La porcelana no era rosa, pero el amarillo-verdoso daba el mismo efecto anticuado que en el primer baño que hemos visto. El estilo de los accesorios, como las lámparas o el gancho para el papel del váter, eran otro recordatorio de que aquello podía tener medio siglo de historia. Una remodelación era urgente, sobretodo porque el gran espacio con el que se contaba estaba muy mal aprovechado. El lavabo no ofrecía ninguna superficie de apoyo, puesto que al lado tenía el inodoro y la bañera, quedaba recortado a una simple pica con poco que ofrecer.

reforma baño antes y después

El gran cambio de este baño vino de la mano de la reubicación del inodoro, que se trasladó al rincón disponible tras la puerta; dejándolo fuera de la vista desde el pasillo, en un lugar mucho más discreto y que además permitía ampliar el espacio del lavabo lo suficiente como para colocar un gran mueble con mucho sitio para el almacenaje.

Los revestimientos se cambiaron a un tono mucho más neutro y claro, aunque los propietarios quisieron darle un toque personal con la elección de un revestimiento distinto para la ducha. El hecho de colocar un patrón más arriesgado únicamente en una de las paredes hace que sea más sencillo no cansarse de él enseguida.

reforma baño antes y después

reforma baño antes y después

 

Cambio radical 


El rosa inundaba las paredes de este baño, y en su momento la combinación con un suelo oscuro parecía una gran idea; muy al estilo pantera rosa. Sin embargo, y a pesar de que todos los revestimientos estaban en muy buen estado, era hora de darle un lavado de cara a esta obra de arte de los ochenta.reforma baño antes y después

La primera idea fue mantener el sitio original de todos los elementos, sin embargo, era mucho mejor a largo plazo inventir un poco más de dinero en mover las instalación de conductos de agua para conseguir ganar espacio. De esta forma se consiguió incluir un bidet en el plano y ampliar la bañera colocándola en el espacio donde antes estaba el inodoro. Esta simple reestructuración de los elementos ya significaba un gran cambio para el baño y su funcionalidad.

reforma baño antes y después

Además se decidió apostar por las tonalidades claras en los revestimientos, tanto en el suelo como en las paredes, algo que permitió que toda la estancia se llenara de una luz que en el anterior diseño brillaba por su ausencia. El mueble del lavabo se pudo poner doble, lo que nos da una idea de cuánto espacio quedaba sin aprovechar.

 

El caso perdido


Como ya hemos podido comprobar, muchas de las reformas se inician para cambiar la estética desfasada o la funcionalidad general del baño. Pero de vez en cuando encontramos los casos perdidos; aquellas reformas que se hacen porque no hay más remedio que llevarlas a cabo. Este es el caso de este pequeño baño, donde la prioridad no era darle un aire nuevo al espacio, o mejorar la ubicación de sus elementos, sino que básicamente había llegado su fecha de caducidad en todos los sentidos. Las paredes estaban mohosas, algunas de las piezas del revestimiento se habían caído, el inodoro se había oxidado y el lavabo todavía tenía dos salidas de agua por separado: una para el agua  caliente y otra para la fría, haciendo imposible el poder regular la temperatura del agua. Se trataba, sin duda, de un caso perdido.

reforma baño antes y después

La reforma era muy sencilla, en realidad solo había que tirarlo todo abajo y volver a colocar cada elemento en su sitio con los nuevos materiales. Se optó por hacer una remodelación sencilla pero duradera. Los suelos y paredes son de cerámica resistente y fácil de limpiar, el mueble que se añadió venía con almacenaje propio para aprovechar el poco espacio de la estancia. Además se cambió la bañera por un plato de ducha, ya que no tenía sentido mantener una bañera de esas dimensiones tan pequeñas. De este modo se ganaba en accesibilidad y amplitud.

reforma baño antes y después

 

Esperamos que estas reformas te hayan inspirado para poder afrontar las remodelaciones de un baño con más seguridad, y que te sirvan para conocer todas las opciones y posibilidades que le puedes dar a un espacio, por muy mal que te lo encuentres al empezar. Recuerda que aunque de primeras pueda parecer un completo desastre, todo se puede arreglar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *