Blog del estudio JA Interiors

Cómo organizar tu primer armario

Cómo organizar tu primer armario

Cuando queremos que nuestros hijos aprendan a ser más autónomos les enseñamos a realizar pequeños actos como vestirse solos, pero para ello no debemos sólo esperar a que se pongan la ropa, sino ayudarlos a que sean ellos mismos los que la cojan del armario. Por ello, debemos aprender a organizar su armario de forma que les sea accesible.

Planifica el interior de su armario

  1. Piensa en ellos. Debemos tener presente siempre que lo principal es planificar su armario en función del tipo de ropa que tenga para determinar la distribución interior más adecuada: con muchos o pocos cajones; con una barra; con más o menos baldas. Además, si queremos que su implicación sea completa, debemos colocar su ropa de manera accesible para ellos, por lo que su altura nos determinará los puntos clave para colocar las baldas, los cajones y la barra.
  2. Sé previsor/a. Nuestros hijos crecen de forma progresiva y a una velocidad enorme. Así pues, debemos pensar que al distribuir el interior de su armario, lo ideal es colocar en él baldas y barras regulables para que cuando vayan creciendo las adaptemos a su altura. Aunque puede parecer un sobrecoste inicial, debemos pensar que con las baldas y barras regulables conseguiremos alargar la vida de nuestro armario, puesto que crecerán juntos sin necesidad de cambiarlo.
  3. Recupera.No debemos solo pensar en guardar su ropa en un gran armario, pues hay piezas del mobiliario que posiblemente nos ayuden, como en el caso de las cómodas en las que hasta la fecha hemos ido guardando su ropa, pues colocando en su interior separadores para mantener el orden, podemos conseguir un magnífico espacio donde guardar su ropa interior.

Para lo pequeño

Cajones en orden y bien aprovechados

Los cajones interiores de los armarios esconden a simple vista aquello que guardan, por lo que la decoradora Marta Capdevila aconseja colocar en ellos prendas que no utilicen muy a menudo y en momentos esporádicos, pues para la mayoría, si la prenda no está a la vista es difícil que la recuerden y piensen en ella.

Con compartimentos

La manera más práctica y funcional de mantener el orden en los cajones es colocar en ellos diversos compartimentos aprovechando la totalidad del fondo, agrupando por piezas los diversos tipos de ropa que vamos a colocar y protegiendo las prendas más delicadas forrando el interior de los mismos.

Frentes con un plus

Para ayudarles a mantener una buena organización de su armario es aconsejable que les marquemos con palabras o letras las baldas y los cajones, así serán capaces de saber que prenda va en cada sitio al colocarlo y dónde encontrar aquello que buscan.

Zona de barras

Hasta que los niños no llegan a tener 6 o 7 años podemos aprovechar los espacio de entre 60 y 70 cm de altura para la colocación de las barras, pensando siempre en su accesibilidad. Este espacio será suficiente para colocar sus prendas más largas como los abrigos o vestidos.

Las perchas. Es uno de los detalles que no acostumbramos a tener presente a la hora de organizar y distribuir el armario de nuestros hijos, pero debemos pensar que el tamaño de su ropa nos determina el tamaño de la percha que necesitamos porque sino la podemos llegar a deformar.

Ideas para guardar la ropa doblada

Si queremos aprovechar al máximo su armario durante sus primeros años,  debemos pensar en colocar más baldas que perchas, pues el tamaño de su ropa es bastante pequeño y colocarla en perchas no tendría sentido porque dejaríamos demasiado espacio libre.

1.Cómo ordenar

Si queremos que nuestros hijos reconozcan fácilmente las prendas que hay dobladas o colgadas, debemos guardar a su alcance solo las prendas de temporada, aprovechando el espacio alto del armario para guardar en cajas la de la siguiente temporada y distribuyendo las prendas que utilizaran por colores.

2.Cómo organizar

Además de guardar en el altillo del armario las cajas con la ropa de otra temporada, debemos pensar que en la zona de mayor accesibilidad para ellos no es conveniente colocar las baldas a una gran distancia entre ellas, porque eso provocaría hacer grandes montones de ropa. Lo idea para mantener el orden es procurar que entre baldas no dejemos más de 35cm de distancia y que para poder llegar a todos sus rincones no es conveniente que su fondo sea de más de 40cm.

Un sitio para cada cosa

Además de pensar en las prendas de vestir de nuestros hijos, también debemos proporcionarles un pequeño espacio, como un colgador para que guarden sus gorras, bolsos o collares; una caja donde tengan sus gomas de pelo, clips… o un pequeño armario cerrado o el último cajón de su cómoda para los zapatos.

También debemos planificar un espacio para guardar su mochila de la escuela, pues se convierte en un objeto de uso diario para ellos. Un buen lugar puede ser un colgador en la entrada de su habitación.

Fuente: www.elmueble.com



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *