Blog del estudio JA Interiors

Trucos para ganar luz

Siempre que quieras una casa más iluminada con luz natural, recuerda que el espacio, el color, las lámparas, los espejos, los cristales, los suelos, las telas… son las claves para poder conseguirlo

Si la necesidad de tu vivienda recae en lograr multiplicar la luz natural de la que dispones, apuesta siempre por la colocación o instalación de los siguientes materiales:

  1. Suelos y paredes brillantes:

Para que la luz pueda circular libremente por tu vivienda, lo primero que debes hacer es escoger la mejor distribución posible para el mobiliario y la decoración de cada estancia, de manera que queden abiertas y flexibles. A partir de este momento, todos aquellos elementos que se encuentren en el camino de la luz, harán que ésta disminuya o se potencie. Si lo que deseas es potenciarla, lo más recomendable es que todas aquellas superficies que entren en contacto con la luz logren que multiplique su luminosidad, por lo que te aconsejamos que escojas suelos de gres, ya que son los más reflectante, y paredes cuya pintura sea clara con acabado brillante, lacadas o estucadas. El color que más refleja la luz, en un 80%, es el blanco, recomendable sobretodo para espacios ciegos, puertas o molduras.

  1. Espejos:

Si deseas duplicar la luz de tu estancia debes confiar en los espejos , pues su colocación frente a una ventana o al exterior, y a la altura de los ojos, bien sea en una pared vacía o sobre un mueble conseguirá que el reflejo del sol y las vistas te proporcionen la luminosidad deseada.

  1. Destellos:

Pequeños detalles y objetos decorativos pueden ayudarte a proporcionar luz en una estancia, pues los objetos metálicos, tanto dorados como plateados, los cojines satinados, el oro, la plata y los objetos con texturas satinadas, al entrar en contacto con la luz crean destellos brillantes.

  1. Mas cristales mucha más luz:

Para aquellos espacios de tu vivienda que son más oscuros, como los baños, las cocinas o los pasillos sin salida exterior, la mejor y  más eficaz solución son los cristales.  Éstos se pueden presentar en forma de hojas fijas como puertas o cuarterones decorativos, muretes o tragaluces, aunque piensa que si deseas mantener la intimidad de la estancia, lo más aconsejable es usar cristales translúcidos para que dejen pasar la luz y la claridad pero no se pueda observar con nitidez el interior.

  1. Claridad gracias a las telas:

5.1: Tapicería: No introduzcas en una estancia tapicerías de grandes estampados, pues sus contrastes absorben la luz. Utiliza tejidos de colores neutros y que sean ligeros y sin mucha textura como el algodón o el lino, pues se trata de tejidos que reflejan mejor la luz.

5.2: Cortinas: Utiliza tejidos de cortina como la gasa o la muselina, es que su transparencia te aporta la mayor luminosidad posible. Procura no colgarlas de manera estrambótica, ya que cuánto más sencilla sea su posición, menos número de sombras te hará.

5.3: Estores: En mejor estor que puedes encontrar en el mercado para obtener el mayor número de claridad posible es el screen con la trama del 14% de apertura.

  1. Elegir las lámparas. Iluminar y crear calidez:

6.1: Para evitar deslumbramientos es aconsejable no colocar más de una lámpara de techo en cada estancia de tu vivienda, y no iluminarla toda con la misma intensidad de luz.

6.2: Hay espacios que necesitan de mayor iluminación como la zona de la encimera, que se puede reforzar con leds bajo los armarios altos; y hay espacios en los que necesitamos una iluminación más puntual, como la zona de lectura, donde es aconsejable colocar unos puntos de luz que refuercen la iluminación general.

6.3: Si quieres utilizar la luz artificial para crear el efecto de la luz natural, coloca leds de luz muy cálida de forma perimetral hacia las paredes.

  1. Muebles claros y esterilizados:

Coloca los muebles de manera que el centro de la estancia quede lo más despejada posible dejando en las paredes aquellos muebles más grandes. Procura que los muebles sean horizontales y que no tengan demasiada altura para conseguir la mayor perspectiva espacial posible, incluso si es posible, procura que se trate de diseños ligeros visualmente y de colores que reflejen la luz como las maderas claras y el blanco.

Ahora no tienes excusas para no aprovechar al máximo la luz natural que entra en tu estancia y conseguir mayor luminosidad

 

Fuente: www.elmueble.com



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *