Blog del estudio JA Interiors

10 claves para una cocina segura

La cocina es una de las estancias de la vivienda donde suceden un gran número de accidentes domésticos. ¿Sabrías minimizar dicho riesgo eligiendo los materiales adecuados?

Hoy te ayudamos a conseguir una cocina más segura teniendo en cuenta los posibles accidentes que pueden ocurrir y los materiales que te pueden ayudar a minimizar el riesgo:

1. Ilumina tu cocina con downlights de led que te proporcionarán la luz necesaria para evitar posibles accidentes, e incluye elementos iluminativos como las tiras de led bajo muebles para penetrar con mayor eficiencia en la zona de trabajo y evitar cortes innecesarios.
2. El gres, la piedra natural y los laminados y materiales sintéticos son la mejor opción para el suelo, ya que son resistentes, higiénicos, fáciles de limpiar y antideslizantes. Con ellos evitarás caídas y conseguirás dejar tu cocina, de una forma fácil y sencilla, sin gérmenes ni bacterias.
3. A la hora de distribuir la cocina es imprescindible separar la zona de aguas y la zona de cocción, pero como ya sabes, solo será posible si el tamaño de tu estancia lo permite, por lo que 60cm de separación entre dichas áreas será el mínimo recomendado. Hay excepciones, aunque se trata de cocinas muy pequeñas en las que se puede aplicar una separación de 45cm entre zonas por falta de espacio.                                                                                                4. En otros artículos ya te hablamos de las encimeras de Silestone, y aquí no podían faltar. Como ya sabes, su protección bacteriostática permite cocinar sin el temor de contaminar los alimentos al entrar en contacto con la encimera. Ya puedes hacer una masa de pizza directamente en el Silestone con los pequeños de la casa. ¡Quién no se divierte cocinando de forma segura!
5. Utiliza ventanas correderas u oscilobatientes y así minimizarás el riesgo a los golpes sin dejar de ventilar tu estancia de manera eficaz.
6. Para protegerte de los golpes también es conveniente utilizar módulos con frente de persiana y colocar las puertas del mobiliario de cocina con apertura corredera o abatible; incluso su instalación mediante tiradores push o gola te permite evitar los posibles golpes producidos con las manetas tradicionales.
7. En tu cocina no debe faltar el cierre de seguridad amortiguado con freno, no sólo porque evitarás cogerte los dedos con los armarios y cajones, sino porque también conseguirás suprimir el molesto ruido del cajón al golpear con el módulo. Ya existen hasta cajones cuya apertura se puede controlar con mando a distancia.
8. Para evitar las temidas quemaduras provocadas con el tacto de los hornos convencionales, instala uno nuevo con carro extraíble que permite sacar el alimento del horno por completo sin necesidad de introducir la mano en él, y procura que también tenga puerta fría, puesto que está protegida por tres o cuatro cristales superpuestos que no permitirán que te quemes con el simple roce.9. Si tienes niños pequeños en casa y te preocupa su seguridad, sobretodo cuando están aprendiendo a andar, recuerda que en el mercado actual no sólo encontrarás mobiliario de líneas rectas, sino que puedes optar por
introducir muebles con canto redondeados con los que minimizarás los temidos golpes.
10. Asegúrate de que los enchufes de la cocina deben están colocados a una distancia de seguridad mínima respecto a las zonas de agua. Existe la posibilidad de empotrarlos en la encimera, de manera que únicamente se subirán en el momento de su uso y el resto del tiempo permanecerán escondidos bajo la misma.

Ya sabemos que puede resultar muy obvio, pero recuerda ¡Vale más prevenir que curar!

Fuente: www.revistainteriores.es



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *