Blog del estudio JA Interiors

20 ideas para cocinas pequeñas

¿Quieres que el espacio de tu cocina te cunda más? Aquí tienes 20 ideas prácticas y fáciles para conseguirlo.

1 La puerta de entrada, corredera

Hay muchos sistemas y modelos, pero todos permiten aprovechar hasta 1 m2 más en la cocina. Elígela con cierre ralentizado, como el sistema ABS de Krona Koblenz, y de cristal si quieres ganar luz natural.

2 Aprovecha la altura de las paredes

Los módulos altos que llegan hasta el techo multiplican la capacidad de almacenaje. Para que la cocina no se vea abarrotada, ponlos solo en una de las paredes y elígelos de color blanco o con puertas de cristal.
3 Proyecta los muebles a medida

Son más caros que los de medidas estándar, pero te asegurarás de aprovechar hasta el último centímetro disponible y no dejar huecos inútiles que además suelen ser foco de suciedad.

4 Cajones hasta el zócalo

¿Por qué perder esos valiosos 10-15 cm? En ellos puedes guardar mucho… Eso sí, para evitar agacharte a menudo, utilízalos para lo que no usas a diario, como recambios de bolsas de basura, film, etc.

5 Dale un doble uso a los estantes

Con profundidades a partir de 10 cm, las baldas permiten guardar mucho. Sácales más provecho colocando ganchos para tazas en la parte inferior o focos o linestras para ganar luz en la zona de trabajo.

6 Tiradores mínimos de uñero

Aunque sean solo 1 o 2 cm, los tiradores ocupan espacio porque sobresalen de los frontales. Evitarás golpes si eliges los muebles con tiradores de uñero o con apertura de presión.

7 Superficies brillantes o satinadas

Reflejan la luz y, por lo tanto, son capaces de ampliar visualmente el espacio de la cocina. Acabados lacados, metalizados, pulidos… son perfectos para tener una sensación de mayor amplitud.

8 Sé muy estricta con el orden

9 No utilices más de tres materiales

La uniformidad es sinónimo de amplitud. Por eso, elige un único material para el suelo, otro para las paredes y otro para los muebles. Y escoge la encimera, las baldas y otros detalles a juego con uno de ellos. Apuesta por los tonos claros, que amplían el espacio.

10 Un office en el mínimo espacio

Aunque tu cocina sea pequeña, si la equipas con un mini office le darás un valor añadido. Una pequeña balda abatible y un taburete son suficientes para desayunar o cenar rápido. Y el taburete te puede servir como alzador para llegar a los armarios altos.

11 Barras para colgar los complementos

Desde los cubiertos para cocinar hasta los accesorios del fregadero o unas macetas con plantas aromáticas. Con unas barras en el antepecho de la cocina lo tendrás todo a mano y liberarás la encimera.

12 Aparatos que ocupan menos

Existen electrodomésticos de tamaño reducido, que se adaptan mejor a cocinas pequeñas. Lavavajillas, hornos y lavadoras de 40 cm de ancho (en lugar de los 60 cm convencionales) y frigoríficos mini para instalar bajo la encimera son buenos ejemplos.

13 Pequeñas placas de cocción

Ten en cuenta que, instalando una placa de solo dos fuegos o un módulo en formato dominó reducirás a la mitad el espacio destinado a la zona de cocción. Y esto te permitirá dejar libres 30 cm más de encimera para poder preparar los alimentos con comodidad.

14 Módulos con puerta de persiana

Son muy útiles para ocultar los pequeños electrodomésticos –cafeteras, robots de cocina…– y no ocupar espacio sobre la encimera. Lo más práctico es que estos armarios estén equipados con enchufes, para tener los aparatos siempre listos para ser utilizados.

15 Electrodomésticos polivalentes

Son buenos aliados de las cocinas pequeñas, puesto que con un solo aparato (y en la mitad de espacio que si tuvieras dos) cumples dos funciones. Es el caso de las lavadoras-secadoras, de los hornos con función de microondas o las campanas con luz incorporada.

16 Panelados para que se disimulen

La nevera, el lavavajillas, la lavadora, la secadora… Si panelas los electrodomésticos con el mismo material del frontal de los armarios conseguirás que pasen inadvertidos y el efecto visual de la cocina será más limpio y amplio. Es un gasto que merece la pena.

17 Lleva la vajilla al comedor

A veces, el espacio en la cocina es tan reducido que no cabe todo. Sé práctica y marca tus prioridades. Si no quieres renunciar a la comodidad de tener lavavajillas, deberás liberar un armario. Una buena idea es guardar la vajilla en un mueble del comedor.

18 Colores vivos, en los accesorios

No renuncies a los colores vivos, pero resérvalos para los complementos como textiles, muebles auxiliares, relojes y pequeños electrodomésticos. Eso sí, elígelos en tonos coordinados.

19 Una grifería debajo de la ventana

Si no tienes otra opción que colocar el fregadero bajo la ventana, no te preocupes. Existen griferías abatibles que se pueden reclinar hacia abajo para poder abrir la ventana.

20 Fregadero de un solo seno

Existen en el mercado infinidad de fregaderos de diferentes materiales y medidas y debes elegir el que más se adapte a tus necesidades. El ancho mínimo para que el fregadero sea práctico es de unos 20 cm. Pero lo ideal, si solo tienes un seno, es que mida al menos 50 cm, así te cabrá un accesorio escurridor en su interior.

Fuente: El Mueble



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *