Blog del estudio JA Interiors

Casas a prueba de frío

Instalar el sistema idóneo no sólo repercutirá en un mayor confort en la vivienda, sino también en un considerable ahorro energético. Te damos las opciones para que elijas el tuyo

La zona climática en la que se encuentra la vivienda, sus dimensiones, su orientación e incluso si se trata de una primera residencia o una casa de vacaciones son aspectos a considerar al elegir el sistema de calefacción.
Si bien en una zona templada o en pisos de menos de 100 m2 los radiadores o convectores eléctricos independientes son una opción viable – sobre todo con acumuladores de calor), en climas más fríos y en viviendas de mayores dimensiones conviene decantarse por un sistema de calefacción de flujo constante, preferiblemente con combustible de red, más económico.

CALEFACCIÓN CENTRAL
En este sentido, la opción más rentable en términos de confort y consumo energético es instalar una caldera de condensación, hasta un 18% más eficiente que una convencional (ya que condensan el vapor de agua producido en la combustión para extraer el calor del mismo). Además, la mayoría de las calderas de este tipo son muy respetuosas con el medio ambiente, pues son capaces de reducir hasta en un 70% la emisión de gases contaminantes, si bien requieren un suministro de gas canalizado. De ahí que, en zonas geográficas sin acceso a la red de gas, haya que instalar una caldera accionada por gasóleo o incluso de biomasa, que consume pélets (pequeños cilindros fabricados a partir de maderas recicladas y prensadas, que resultan más económicos que el gasóleo o el gas y no generan emisiones de CO2).
Por su novedad y prestaciones, cabe estar atento igualmente a las calderas de microgeneración, que utilizan una tecnología semejante a la de los automóviles híbridos: funcionan con gas, pero son capaces de producir energía eléctrica, que puede consumirse para alimentar la calefacción.
En cualquier caso, antes de decidirse por un modelo de caldera u otro, conviene informarse sobre las ayudas incluidas en los Planes Renove de calderas disponibles en algunas comunidades autónomas, que pueden suponer un ahorro de hasta 200 euros en la compra de un modelo energéticamente más eficiente.

EMISORES TÉRMICOS: LOS RADIADORES
Una vez elegida la caldera más adecuada a cada necesidad, es el momento de escoger el tipo de emisor térmico. Los más habituales son los radiadores por los que circula el agua caliente a baja velocidad. Si bien en los orígenes eran de hierro fundido, en la actualidad proliferan los de acero y aluminio en todo tipo de acabados. De hecho, el que en su día fuera uno de los inconvenientes de este sistema de calefacción, el impacto visual de los elementos calefactores, se ha erigido en uno de sus valores añadidos, de la mano de diseños impactantes, minimalistas, vanguardistas o retro – según el estilo de la estancia-, pensados para que se conviertan en un elemento decorativo más. En la fotografía de este post podéis ver el modelo BaxiRoca Badge.
SISTEMA RADIANTE
No obstante, para quien prefiere que una calefacción resulte totalmente invisible, lo mejor es un sistema radiante. Compuesto por tubos que generalmente se colocan bajo el pavimento y por los que circula agua caliente (fría en verano), además de su nulo impacto visual, ofrece un óptimo confort técnico con un nivel inferior de temperatura, por lo que también resulta más rentable en términos de consumo. Además, dada la baja temperatura del agua que circula por el interior de las conducciones, estos sistemas de calefacción pueden accionarse tanto mediante calderas como con energía solar, geotérmica (aprovecha el calor del subsuelo para cliamtizar de forma ecológica) o las versátiles bombas de calor.
BOMBAS DE CALOR
Estas últimas ganan terreno dada no sólo su eficiencia energética, cada vez mayor, sino también su facilidad de instalación en cualquier espacio, ya que su funcionamiento se basa en absorber el calor de un lugar (del aire exterior de la casa, de la tierra del subsuelo o de agua en profundidad) y bombearlo hacia otro (el interior de la vivienda).
Si bien existe una enorme variedad de bombas de calor, las más populares son las integradas en los equipos de aire acondicionado reversibles, que también ofrecen calefacción durante los meses fríos y que, además de su versatilidad, ofrecen rendimientos energéticos excelentes. JA Interiors recomienda los equipos Hiyasu, segunda marca de Fujitsu, que tienen una excelente relación calidad- precio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *