Blog del estudio JA Interiors

Cómo y por qué integrar un baño en el dormitorio

Muchas son las razones por la cuáles integrar el baño en la suite, descubre cuáles son y la mejor manera de hacerlo

En muchas ocasiones, el baño de la suite es un cubículo oscuro integrado dentro de la misma habitación sin vida. Abrir toda la estancia integrando el baño en el mismo espacio, puede conceder al mismo tiempo luz al baño y espacio a la habitación.
Muchos de nuestros clientes afirman que tras este cambio, la habitación suite se convierte en una de las estancias preferidas de su casa, se convierte en un conjunto único, luminoso, en el que se pueden integrar espacios como el vestidor y la zona de tocadores.
¿Pero qué pasa con los sanitarios? Cada diseño requiere su estudio, pero la manera más frecuente es integrarlo en un cuarto junto al plato de ducha o detrás de este, si las dimensiones así lo permiten. También es habitual esconder los sanitarios tras una puerta de cristal mate al ácido y situar la zona de ducha en una esquina con más intimidad que la zona de aguas.
Disfrutar del momento previo a ir al trabajo cepillándote los dientes con la cálida luz de la mañana, el reflejo de la luz del exterior, la sensación de limpieza y amplitud o el poder comunicarse sin barreras con tu pareja mientras te acicalas antes de salir, son algunos de los motivos que más empujan a las personas a realizar esta reforma.
Dependiendo de la forma del dormitorio y de la distribución de los muebles, muchas veces se construyen muretes que separan la zona del baño de la zona de descanso sin que haya una barrera compacta como un tabique. Esta es una buena solución para dejar entrar la luz y aprovecha más el espacio de la habitación, pudiendo utilizar este murete como cabezal de la cama, tal y como lo usamos nosotros en la reforma de la c/ Escorial para separar el dormitorio del vestidor (ver fotos en Galería- reformas integrales).
Por último, te recomendamos instalar un parquet laminado para el suelo, de esta forma, puedes utilizar el mismo material en todo el piso. La dureza acertada es la AC5, pues se trata de un material bastante resistente y correcto para instalar en baños. Además, el precio es muy económico.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *